Compartir:
muebles-con-palets-decoracion-zen-terraza

Soy una de esas personas a las que les encanta la cultura japonesa y a las que les gusta mirar por la ventana y contemplar un paisaje que me dé tranquilidad y sosiego. Por eso, he creado mi propia terraza con decoración Zen. Antes de empezar la tuya propia, debes saber que los espacios Zen clásicos aparecieron en los templos budistas de Kioto, Japón, en 1935.

Su propósito era crear una unión íntima entre el espíritu del hombre y la naturaleza para alcanzar un estado de meditación que llevara al significado último de la existencia. ¿Estás preparado para tener un lugar tan especial en casa? ¿No sabes cómo convertir tu terraza en un espacio Zen?

Un jardín Zen se puede colocar en cualquier lugar de tu casa, como en un patio, en un rincón en el jardín, debajo de una escalera e, incluso, en una terraza. Y es para este último para el que te daré unos consejos. Tu terraza desprenderá tranquilidad, serenidad y relajación a partir del equilibrio entre los colores, texturas y elementos naturales. Veamos qué pasos hay que seguir para conseguirlo y encontrar la paz interior.
Elementos naturales. Los palets de madera

En ningún espacio Zen pueden faltar los elementos de la naturaleza como el agua, la tierra y la madera. Coloca en un rincón de tu terraza un pequeño cajón de arena o grava sobre la que se dibujarán con un rastrillo unas formas circulares o curvas que simulen las olas del mar.

A modo de islas sobre ese mar tan original, deberás colocar varias piedras de distintos tamaños y formas. Las rocas y la arena son dos elementos que no pueden faltar en ningún jardín Zen. El objetivo de este cajón de arena es que tengas la sensación de que estás viendo un acantilado en una escena costera.

Para crear un contraste de colores, puedes utilizar arena de distintos colores como la de granito blanco, gris y beige.

Tampoco puede faltar el elemento madera, algo difícil, pero no imposible, de incluir en tu terraza Zen. Tan fácil como revestir el suelo con palets de madera e incluso crear escalones donde colocar macetas también hechas con palets. Es más fácil de lo que parece. Simplemente contacta con un servicio de compra online de palets y adáptalos a las medidas y necesidades de tu terraza.

Coloca también sillas y mesas de madera para conservar el equilibrio en el mobiliario.

Por último, el elemento agua puede aparecer o no en un jardín Zen. Su representación ya está incluida en la arena de tu cajón, aunque si quieres dar un encanto extra puedes colocar una fuente decorativa de agua de interior.
Colores Zen. Las plantas y las flores

Las plantas y las flores son las que pondrán un toque de color a tu terraza y tendrás que pensar muy bien qué colores deberán tener para que desprendan unas energías u otras y conseguir así equilibrar tu Chi.

Para ayudarte en esta difícil tarea, te dejo una pequeña lista de colores y sus significados, así como las especies florales típicas para este tipo de espacios de meditación:

  • Flores blancas para atraer la pureza y la concentración como los jazmines y lirios.
  • Flores rojas y rosas propician el romance como es el caso de las rosas o las peonías.
  • Flores azules y violetas como las campanillas o las violetas te traerán paz, riqueza y equilibrio interior.
  • Flores amarillas como el crisantemo traerán la alegría y la felicidad a tu hogar.
  • Plantas verdes como el bambú te darán esperanza y vitalidad en tu día a día.

Para completar la decoración Zen de tu terraza recuerda rodear el espacio con velas, siguiendo los colores Zen, para disfrutar de toda esa tranquilidad de una forma íntima y perfecta. ¿Preparado?

autor de la imagen: ©marcovincenti

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

X