Compartir:
Estanterías hechas con palets 1

Una cosa está clara: los palets han llegado para quedarse. Poco a poco, se han ido colando en nuestro mobiliario habitual. Los vemos en terrazas, cafeterías e ideas de decoración, y no es para menos. Se trata de una forma económica y original de reciclar madera y crear muebles a medida para todas las situaciones. En este caso, voy a hablar de las estanterías hechas con palets.

Preguntas y respuestas sobre los palets

Puede que te estés preguntando si, realmente, vale la pena hacer un mueble con madera de palets.

Yo mismo me cuestioné esta moda y, tras indagar un poco y comenzar con pequeños proyectos, estas son las conclusiones a las que llegué:

1) Es económico.

Sí. Aunque la demanda de este tipo de madera ha crecido, todavía es muy sencillo encontrarlos incluso de manera gratuita. Eso sí, no todos están en buen estado, por lo que hay que mirar bastante. La mejor opción es acudir a las tiendas online que venden sus palets a muy buen precio, y a las especializadas en esta materia. Calcula lo que te costaría un mueble en una tienda normal y verás cómo este pequeño proyecto de bricolaje te resulta más ventajoso.

2) Es sencillo.

En realidad, es mucho más sencillo de lo que parece. La clave está en encontrar el diseño que más se ajuste a tu espacio disponible y las características del palet. Usar muebles de palets para ordenar es mucho más que una tendencia. Es la respuesta a la necesidad de muchas personas que viven en pisos pequeños y necesitan soluciones reales y asequibles. Con muy pocas herramientas puedes aprovechar esta madera para hacer una estantería en una tarde.

3) Diseño y creatividad.

No hay nada como hacer las cosas uno mismo. Nadie va a tener el mismo mueble que tú y, además, se adapta al estilo que predomine en el hogar. En mi caso, jugué con los colores, para que la estantería zapatero de la entrada se integrase a la perfección en el resto de la estancia.

4) Versatilidad.

Las estanterías hechas con palets pueden servir no solo como lugar de almacenaje. Pueden ser separadores de ambientes realmente prácticos. Podemos utilizarlas en cualquier estancia. Para las herramientas de jardinería, los libros, las fotografías, las botellas de vino, los tarros de las especias o las tazas de desayuno. En cualquier estancia pueden convertirse en unas grandes aliadas.

Antes de comenzar

A tener en cuenta antes de empezar: asegurarnos de que la madera está en buen estado, no se ha mojado ni está torcida. Normalmente, es madera sin tratar y habrá que lijar para conseguir un tacto más suave.

Hay que preparar un lugar adecuado para trabajar. Si bien hay diseños tan sencillos con los que casi no hay que modificar el palet, es conveniente disponer de un lugar de trabajo en el que manipular la pintura, las herramientas y el serrín y la madera sobrantes.

Debemos medir cuidadosamente el espacio del que disponemos y en el que queremos colocar nuestras estanterías hechas con palets. En mi caso, dediqué un tiempo a ojear distintos diseños y ejemplos, hasta dar con el que más se adaptaba a mi espacio y al estilo de las diferentes estancias de mi hogar.

Una vez tenemos todo esto claro, no queda más que ponernos manos a la obra y crear nuestras propias estanterías hechas con palets.

Dejar un comentario

Your email address will not be published.

X